Tarta de queso sin horno

Esta receta es del chef Thierry Marx. Es una tarta fría y se puede simplificar mucho comprando el bizcocho genovés y la confitura de frambuesa. Sólo habrá que preparar la base de almendra, el sabayón y montar la nata.

Lo vi en un programa de la tele, lo busqué y lo he traducido. Se puede ver aquí

Ingredientes:

Para la base de almendra:

  • 200gr mantequilla en pomada
  • 200 gr azúcar glas
  • 200gr de almendra molida
  • una pizca de sal fina
  • 4 yemas de huevo

Para el glaseado de chocolate:

  • 1 tableta de chocolate negro de pastelería del 80%
  • confitura de frambuesa

La mezcla de queso:

  • 500 gr de agua
  • 100 gr azúcar
  • 10 yemas de huevos
  • 10 gr gelatina en polvo
  • 1 kg queso blanco 0%
  • 200gr de nata montada

Elaboración:

  1. Empezar por hacer una masa de pasta de almendras.
  2. Es una masa no horneada: mezclar el azúcar glas con la mantequilla en pomada y añadir el polvo de almendras y la sal. Incorporar las yemas. Dejar reposar. Rebajar la pasta con el rodillo hasta que quede de 1 cm de espesor. Adaptar al tamaño del molde. Reservar en el frigorífico por 30 minutos
  3. Una vez que esté bien fría, pintar con brocha con chocolate negro de pastelería(dará contraste de sabor) fundido al baño María. Una a vez que esté fijado el chocolate, dar la vuelta a la pasta para untar el otro lado con confitura de frambuesas. Esta confitura se puede preparar cociendo al baño María frambuesas muy maduras y añadiéndoles luego 5 gr de agar-agar. O bien utilizar una buena confitura comprada.
  4. Disponer encima, creando un segundo piso, un bizcocho genovés confeccionado con antelación. Dejar reposar 30 minutos al frio. El bizcocho lo podemos sustituir por bizcochos de soletilla comprados.
  5. Para la cheesecake, hacer un sabayón: en una cazuela cocer el azúcar en el agua llevándolo a 110ºC. Poner las yemas a batir en un robot y verter enseguida el azúcar cocido y añadir finalmente la gelatina en polvo, calentando.
  6. Una vez bien mezclado el sabayón, añadirlo al queso blanco, batiendo rápidamente ( no olvidar que hemos puesto gelatina) con batidora manual de varillas. Añadir a la mezcla la nata montada sin azúcar y mezclar bien. Verterlo sobre el pastel hasta la altura que permita el molde y poner a enfriar en el frigorífico por 30 minutos
  7. La mezcla sobrante reservarla en una manga pastelera para adornar la parte superior de la tarta. Espolvorear con chocolate rallado y servir.

Recetas recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.