Crumble con mousse de mango

Ingredientes:

Para el crumble:

  • 50 g de harina de repostería
  • 50 g de harina de almendra
  • 50 g de mantequilla
  • 50 g de azúcar moreno

Para la mousse:

  • 75 g + 250 g de nata para montar
  • 35 g de azúcar
  • 2 hojas de gelatina
  • 5 hojas de menta
  • 75 g de yogur griego
  • 75 g de puré de mango

Para decorar:

  • Mango fresco
  • Unas hojas de menta

Preparación:

  1. El crumble: En un cuenco ponemos las harinas de repostería y almendra y la mantequilla a dados muy fría porque si no, se formaría una bola de masa y lo que queremos es obtener la arena del crumble, grumos gruesos. Extendemos la arena suelta en forma de grumos en una bandeja de horno cubierta de papel de hornear. La llevamos al horno a 150ºC, durante 20 minutos. 
  2. Lo retiramos del horno, colocamos en un cuenco y dejamos enfriar
  3. La mousse: Ponemos a hidratar las hojas de gelatina, es lo primero que tenemos que hacer siempre que preparemos mousse. Lo segundo será semi montar la nata, (como siempre que esté bien fría. Montamos hasta obtener una textura fluida y espumosa, no debe estar excesivamente montada para que no tenga una textura en boca muy grasa.
  4. Escurrimos las hojas de gelatina, secándolas bien con papel. Calentamos nata con las hojas de menta (ya la teníamos en la nevera 24 horas antes para darle el sabor), agregamos azúcar y añadimos la gelatina, cuando empiece a humear (siempre fuera del fuego). Disolvemos la gelatina removiendo.
  5. En un bol añadimos el yogur griego, la pulpa de mango (mango triturado) e incorporamos la nata con menta, colándola. Removemos con barilla hasta que desaparezcan los grumos. Añadimos la nata semi montada en dos o tres veces, mezclando con delicadeza para que no se baje, con movimientos envolventes, de abajo hacia arriba.
  6. Debemos lograr una textura espumosa. Lo introducimos en una manga pastelera.
  7. En unos vasitos, repartimos en la base el crumble, cubrimos con la mousse, dejando hueco para poner más tarde la fruta, le damos unos golpes para que la mousse se asiente y dejamos en la nevera 8 horas.
  8. Pasado este tiempo, decoramos los vasitos con un montón de mango a dados, cuanto más pequeñitos mejor, y menta picada.

Recetas recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.