Lentejas rojas en crema

La lenteja roja la he descubierto en Londres aunque su origen es al parecer egipcio. Yo la he cocinado al estilo español pero luego he buscado recetas y he visto que es muy usada en India para currys y dhals.

A diferencia de la lenteja pardina, de color marrón, éstas son de color naranja. También hay diferencia en el tamaño, son mucho más pequeñas que las tradicionales. Carecen de piel y requieren menor tiempo de cocción, se deshacen muy fácilmente siendo ideales para cremas o purés. Por esa misma razón la digestión es más fácil, resultando de elección para personas con intolerancia a las legumbres

El aporte en hierro es su principal efecto pero también aporta magnesio, zinc , selenio y es un plato perfecto para las personas con colesterol elevado por su casi nulo contenido en lípidos. Al igual que al resto de las lentejas, les falta un aminoácido, la metionina, pero si las combinamos con arroz podemos suplir esta deficiencia resultando un plato de elevado poder nutricional que no necesitará un complemento proteico de carne, huevo o pescado.

Yo en esta ocasión no les he puesto arroz y sí chorizo; en caso de querer añadirlo, habría que aumentar 1/4 litro de agua y ponerlo al mismo tiempo que la legumbre para que tenga tiempo de cocerse

Ingredientes:

  • 7 puñados de lentejas
  • 1 cebolla grande en brunoise
  • 3 cucharadas de pomatta o concentrado de tomate
  • 1 cuchara de desayuno de pimentón dulce
  • 1 cubito caldo de carne Knorr
  • 3 trocitos de chorizo picante
  • un chorro de aceite de oliva
  • 1 litro de agua

Preparación:

  1. Poner a calentar un chorro de aceite en la cazuela y empezar a sofreír la cebolla picada.
  2. Añadir el tomate y sofreír por un par de minutos más antes de añadir el pimentón
  3. Mientras, cortar y pelar un trozo de chorizo por persona. Añadirlos
  4. Poner en la cazuela el agua y el cubito Knorr y las lentejas. Cuando empiece a hervir, bajar a fuego medio dejando cocer por no más de 15-20 minutos pues estas lentejas se cuecen rápido
  5. Separar el chorizo y pasar por el pasapurés o triturar con la batidora para formar la crema. También se pueden dejar sin triturar si os gusta más la textura menos fina y os quedarán igualmente suaves y con la apariencia de la foto.

Recetas recomendadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.