Pasta aglio e olio

Ingredientes:

  • 400 gr. de spaghetti fino (Capellini, los más finos)
  • 5 dientes de ajo
  • peperoncino (ó guindilla) a tu gusto
  • unos 50 ml. de aceite de oliva
  • 3 cucharadas de perejil cortadito
  • queso parmesano en lascas
  • sal  
  1. Retiramos las pepitas del peperoncino (guindilla) y lo cortamos muy menudito. Pelamos el diente de ajo y lo cortamos por la mitad y en láminas.
  2. En una cazuela o sartén amplia, añadimos el aceite de oliva virgen extra y los dientes de ajo troceados a fuego lento hasta que comiencen a tomar color. Añadimos la guindilla picada y apagamos del fuego.
  3. En una olla casi llena de agua, cuando comience a hervir, echamos unas 2 cucharadas rasas de sal y los spaghetti o capellini y removemos por un momento con una cuchara de madera.
  4. Cocemos los capellini durante el tiempo marcado en el paquete para conseguir una pasta “al dente”. Escurrimos reservando parte de su agua de cocción.
  5. Cuando vayamos a comer, añadimos los capellini a la cazuela con el aceite y un par de cucharadas de agua de la cocción de la pasta. Añadimos el perejil y mezclamos bien todo
  6. Sacamos un cuenco con las lascas de queso para que cada cual se sirva

Etiquetas: ,

Los comentarios están cerrados.