CARROT CAKE

Es un pastel húmedo y jugoso de sabor inigualable que la ha convertido en todo un clásico
Las nueces de pecán le dan un punto crujiente, podéis poner nueces normales pero queda más suave y rica con las de pecan.
Ell frosting le aporta suavidad y dulzura convirtiendo el bizcocho en una tarta inolvidable
.
Tarta de zanahorias (Carrot Cake)
  • 100 gr. nueces de pecán
  • 340 gr. zanahorias
  • 200 gr. harina de repostería
  • 80 gr. harina integral
  • 4 huevos
  • 200 gr. azúcar
  • 100 gr. azúcar moreno
  • 240 ml. de aceite de girasol
  • 4 rojadas de piña
  • 2 cucharaditas de esencia de vainilla
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de canela en polvo

Frosting

  • 300 gr. queso Philadelphia
  • 250 gr. azúcar glas
  • 50 gr. mantequilla
  • 300 ml. nata para montar
PREPARACIÓN:

Ponemos las nueces en una placa de horno y las tostamos  durante 8 min. a 180º.  Las sacamos y las dejamos enfriar.

Trituramos la zanahoria hasta dejarla muy picadita, deben de quedar unos trozos pequeños. También picaremos la piña y la dejaremos en cuadraditos pequeños, reservamos.

Trituramos las nueces hasta dejarlas picadas en trozos pequeños.

En un bol ponemos la harina, el bicarbonato, la levadura, la sal y la canela para integrar todos los ingredientes y que nos quede una mezcla homogénea.

En otro bol mezclaremos los huevos junto con el azúcar hasta que quede una masa blanca y espumosa, luego añadiremos el aceite y la esencia de vainilla y seguiremos batiendo hasta obtener una mezcla homogénea y ligera.

Mezclamos los ingredientes líquidos con los secos hasta conseguir una masa ligera, seguidamente añadimos la zanahoria, las nueces y la piña y los mezclamos hasta integrarlos en la masa.

Vertemos la masa en dos moldes engrasados de 23 cm cada uno (esto es opcional, también podéis hacerlo en un único molde y cortar luego el bizcocho por la mitad), lo introducimos en el horno precalentado a 180º y lo dejaremos hacer 30 minutos * aproximadamente, hasta que pinchemos y veamos que la aguja sale limpia.

* (para la opción de dos moldes, en caso de que sea en un único molde 1 hora)

Mientras prepararemos el frosting. Pondremos en un bol la mantequilla y el queso crema (a temperatura ambiente) y la batiremos con batidora de varillas hasta conseguir que nos quede casi montado, continuamos añadiéndole el azúcar y el extracto de vainilla hasta que nos quede una mezcla uniforme y sin grumos. Luego añadimos en varias tandas la nata que habremos montado previamente y la iremos incorporando a la masa de forma suave con la batidora de  varillas.

Sacamos del horno y lo dejamos enfriar. Una vez frío, ponemos una base de bizcocho, otra de frosting y nuevamente otra capa de bizcocho,. Cubriremos la tarta con el frosting y la meteremos en la nevera por espacio de 1 hora mínima antes de consumirla, así el frosting habrá cogido consistencia

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta