Tortilla de patatas con cebolla caramelizada

Hoy hemos preparado la tortilla usando cebolla caramelizada y el resultado es sorprendente respecto a la tortilla española de toda la vida. Resulta muy agradable el punto dulce de las “hebras” de cebolla que aparecen al ir partiendo la tortilla.

Otra idea, en plan aperitivo, es hacer la tortilla clásica y preparar pinchos de tortilla con la cebolla caramelizada por encima.

Ingredientes:
  • 1 Kg y cuarto  de patatas, mejor  ”para  freir”
  • 3 cebollas grandes
  • una punta de cuchillo de bicarbonato sódico
  • 1 cucharita de postre de jarabe de vinagre de Módena
  • 1 cucharada sopera rasa de azúcar (2 si las cebollas no son dulces)
  • un trocito de mantequilla
  • 9 huevos
  • un chorrito (medio vasito) de leche
  • sal
  • 1/2 l. aceite de oliva

Preparación:

  • Cortar las cebollas por la mitad, pelarlas  y cortar en gajos finos
  • Poner un chorrito de aceite a calentar en una sartén mediana e incorporar la cebolla sobre la que añadiremos una punta de cuchillo (no más) de bicarbonato sódico. Aunque solo es una pizca, veremos como la cebolla amarillea instantáneamente y se pocha a fuego lento en 5 minutos acortando así el tiempo de cocción para obtener la cebolla caramelizada
  • Mientras se pocha, pelar, lavar y  cortar las patatas en láminas finas
  • Calentar aceite abundante en una sartén grande y añadir las patatas para que se vayan friendo a fuego medio. 

 

  • Añadir el azúcar, la mantequilla y el jarabe de vinagre a la cebolla pochada y 1 cucharada de agua. Seguimos cociendo a fuego medio-bajo revolviendo de vez en cuando el contenido de ambas sartenes. No olvidar añadir sal a la patata en 2 o 3 de las vueltas.
  • A los 20 minutos batir los huevos en un bol grande con la leche y una pizca de sal por huevo
  • En unos 30 minutos aproximadamente tendremos las patatas  fritas y la cebolla con un brillante color caramelo.
  • Ir echando las patatas al bol con el batido de huevos, escurriendo el aceite según las cogemos con la espumadera (pala de freír), bajando el fuego y empezando por sacar las más doradas. Añadir también la cebolla caramelizada y  revolver con un tenedor. Dejar reposar 10 min. para que se empapen las patatas del huevo

 

  • Quitar el aceite de la sartén grande y ponerla a calentar al máx. Volcar la mezcla y remover  sin esperar con la pala de freir de forma que mezclemos el huevo que se va cuajando con el crudo y, así, por unas 3 o 4 veces. Bajar a fuego medio, parar de mover aplanando la superficie y dejar cocer un par de minutos.
  • Con un plato o mejor una tapadera con asa del diámetro adecuado, tapar la sartén y volcar la tortilla inmediatamente sobre la tapa. Poner un pelín de aceite en la sartén y dejar “escurrir” la tortilla de la tapa a la sartén para que se cueza la otra cara a fuego fuerte a fin de que quede jugosa por dentro. Si se hubiera quedado blanca, repetir la operación para que quede dorada la superficie
  • Pasar a una fuente de forma que quede a la vista la cara más bonita. Tapar con un paño de cocina hasta consumir para que no se reseque. Si sobra: tapar en el plato con aluminio o plástico y al FRIGORÍFICO: las preparaciones con huevo se deben conservar en frío para evitar intoxicaciones.

Etiquetas: , , , , , ,

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta