Bizcocho de Mascarpone y Bailey´s

  Ingredientes:


  • 125 ml Bailey’s
  • 300 g queso Mascarpone
  • 250 g azúcar
  • 250 g harina
  • 100 ml aceite de girasol
  • 5 huevos
  • 2 gaseosas o levadura en polvo Royal

Preparación:

  • Separar las yemas de las claras y batir las claras a punto de nieve.
  • En un bol batir las yemas y añadir el mascarpone, el azúcar y el aceite batiendo para mezclar bien. Incorporar el Bailey´s y mezclar.
  • Seguir batiendo a medida que tamizamos la harina mezclada con la levadura
  • Añadir las claras de huevo mezclando con cuidado para que se bajen lo menos posible
  • Poner la mezcla en un molde y hornear a 180 º C durante unos 30-40 minutos (comprobar si está hecho pinchando con una aguja)
 De visita a mi hija en un Londres cada vez más lleno de españoles, el regalo de unos bombones de Bailey´s me ha recordado esta receta que traduje de otra web. Especial para aquellos que, como yo, se relamen con sólo pensar en cristales de hielo pilé inundándose de crema de whisky. La receta original en http://www.opensourcefood.com/people/HungryJenny/recipes/baileys-and-mascarpone-cake
 Cada vez que vuelvo, redescubro Londres. La oferta cultural y gastronómica es tan diversa y cambiante que siempre se queda algo pendiente.  En esta ocasión coincidí con la celebración de Halloween que, al no ser festivo el 1 de Noviembre, se adelanta al fin de semana anterior.
Ayer, viernes 26 de octubre, el Victoria & Albert Museum celebraba su Friday late: el último viernes de mes abre hasta las 22 h. Anoche a partir de las 18:30 gente joven y menos joven, disfrazada o no, inundaba todas las salas pudiendo contemplar las piezas de las colecciones en un ambiente lleno de música. La oferta cultural iba desde la posibilidad de dejarse maquillar a tono con la ocasión, a ver películas de terror, cenar en el maravilloso salón de té del museo escuchando música, tomarse una copa mientras se iba de un lado a otro con la música y los amigos, o escuchar una profesional storyteller  (contadora de cuentos) metiendo el miedo en el cuerpo con su dramatización de relatos de terror en la biblioteca del museo a media luz.
Cuando en Madrid he asistido a la Noche en blanco el recuerdo que me queda es de colas interminables y, eso sí, un agradable paseo entre la animada gente que recorre las distancias entre una y otra cola como yo. Me gustaría poder disfrutar en mi ciudad como anoche, no sé en qué reside el secreto pero sí puedo afirmar que anoche no había nadie que hiciera montar una cola para entrar al museo…

Etiquetas: ,

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta