Croquetas de jamón

Ricas, ricas. Y si el jamón es ibérico, sabor a cielo! . Podemos cambiar el jamón por queso de Cabrales o Azul, por gambas, morcilla, … La imaginación al poder!

La receta es para 10 personas: se puede hacer la mitad pero, una vez  puestos, podemos hacer de sobra, congelarlas e irlas usando.

Ingredientes

  • 250 g de un buen jamón serrano
  • 150 g de jamón York picado
  • 1 cebollita
  • 2 litros de leche fría (podemos sustituir 1/2 litro por caldo hecho con agua y una punta de jamón, para darles más sabor)
  • 8 cucharadas colmadas de harina (la regla para hacer la bechamel sería poner la misma cantidad de grasa que de harina: 130 ml aceite, 130 g harina para 1 litro de leche). La verdad es que yo no lo peso y pongo menos grasa, el tocino del jamón también soltará algo de grasa.
  • 2-3 cucharadas de aceite de girasol
  • 1 paquetito de pan  rallado
  • 2 huevos batidos
  • aceite de oliva para freír las croquetas

Preparación

  1. Picar con el robot o a mano (mejor) los jamones muy menuditos.
  2. Picar la cebollita también muy menuda y sofreirla en 2-3 cucharadas de aceite, mejor si es de girasol
  3. En una sartén amplia y a fuego medio tostar la harina, así evitaremos su sabor en las croquetas. Cuidado: tan solo dorarla un poco
  4. Añadir la leche templada poco a poco, removiendo con la batiora de varillasy aplastando los posibles grumitos con la espumadera. NO añadir sal porque el jamón la lleva, mejor rectificar casi al final. Si se formaran muchos grumos es el momento de batir un poco con la batidora eléctrica en la misma sartén
  5. Añadir la cebollita y el jamón y seguir removiendo para que no se pegue hasta que espese bastante (notamos que la masa se despega de los bordes y el fondo de la sartén al pasar la espátula)
  6. Verter en un molde no muy amplio para minimizar la superficie externa (yo uso el de plum-cake) y dejar enfriar bien, tapado con un paño para que no se reseque. Esto tardará unas horas, se puede hacer la masa el día antes y una vez fría meterla en el frigorífico tapada con film plástico. Otro sistema, para simplificar, sería poner la masa en pyrex rectangular para luego formar croquetas simplemente cortando en cuadrados la masa, así obtenemos croquetas cuadradas
  7. Cogiendo pequeñas porciones ir dando la forma ovalada a las croquetas.Yo no las rebozo en harina,  Ir pasándolas primero por huevo batido y rebozarlas bien en pan rallado. Yo las pongo en una bandeja en el congelador y, una vez congeladas, las paso a un par de bolsas de congelación.
  8. Nota: para el rebozado podemos usar por 2 partes de pan rallado una parte de kikos pulverizados en el robot
  9. Sacar del congelador en el momento de  freírlas. Calentar fuerte (9) en una sartén abundante aceite de oliva y luego bajar al 7-8 para freír. No poner más de 6-8 croquetas en cada tanda para evitar que el aceite se enfríe. Ir dejando en un plato con papel absorbente hasta pasar al plato o fuente de presentación.

 

Anoche puse la receta en inglés y hoy veo que no la había subido en español…Es la receta de casa con un añadido, el York y aunque un poco pesadas de hacer no se parecen ni por asomo a las congeladas.

Ese día tonto, ése que no sabemos por dónde cogerlo, es el apropiado. Respiramos a fondo un par de veces, nos colocamos el delantal y nos ponemos a preparar la masa. Mejor aún si lo hacemos acompañados por un fondo musical que nos dé marcha y un culín de vino manchando una gran copa o unas fresas para picar.

Por la tarde, o al día siguiente, formamos las croquetas y las congelamos.  Ya veréis qué bien va echar mano de la bolsita del congelador en momentos de apuro o celebración. La Navidad está cerca así que ya es el momento  de ponerse a ello (aunque luego haya que “olvidarlas” en el cajón del congelador si no queremos que  desaparezcan antes…..)

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , ,

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta