Gaseosa Schuss, burbujas de la infancia

No hace mucho mi marido y yo comentábamos, nostálgicos, aquellos refrescos de la infancia que solo tomábamos cuando nos llevaban al bar o  al cine  (Schuss, Mirinda. Crush…) Formaban parte de lo que  vivíamos como un día especial. Hoy de repente, al ir a por La Casera, allí estaba la “limonada” que acompañaba mi bocata, merienda-cena, en el cine de verano. La gaseosa Schuss me acompañó en la Roma de “Espartaco”,  en el corazón de Africa con “Hatari” y “Tarzán”, entre  risas con  ”El profesor chiflado”, en la dulzura de  ”Gigi”…

No nos hemos resistido a probarla nada más llegar a casa. Sin enfriarla siquiera y tras moverla de aquí para allá para hacer la foto, la abro  sin pensar y… cual campeón de Fórmula I he rociado a mi marido con el champán más barato del mundo :-)

¡Qué diferente es de las otras gaseosas! Tiene un punto de sabor a limón que la hace especial. La botella es de un litro y por precio sale igual (1 céntimo por debajo) que La Casera. He podido encontrar en la Red que, creada por un grupo vasco a finales de los 50, Schuss fue adquirida por Coca Cola en los 70 pero no ha sido nuevamente  comercializada hasta 2009

Muy refrescante y agradable. Si os apetece, yo la he comprado en Alcampo. Supongo que estará también en otros hiper.

 

 

 

Etiquetas: , ,

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta