Tiramisú en buena compañía

Tiramisú

30-40 min-Fácil
A tener en cuenta que precisa de un reposo de al menos 10 horas
Consiste en preparar una crema de yema azucarada a la que incorporamos el Mascarpone y nata montada.
Luego formaremos 2 capas de bicocochos empapados en café alternándolas con 2 capas de la crema.
Ingredientes: (6-8 comensales)
  • 500 g. queso Mascarpone
  • 5 yemas
  • 200g nata montada o las claras batidas a punto de nieve.

  • 160 g. azúcar
  • media tacita de coñac o Marsala y un chorrito de ron
  • 4-5 tacitas de café (yo uso 2 cápsulas de Nespresso y otras dos de Nescafé)
  • chocolate negro en polvo (el de la foto va muy bien)
  • 3 paquetitos de bizcochos de champán (Fontaneda por ej.) o de soletilla

Preparación:

  • Endulzamos 4 tacitas de café con 4 cucharaditas de  desayuno de azúcar y añadimos el coñac y el ron (o el Marsala) dejando que enfríe.
  • En un recipiente sobre cazuela con agua hirviendo, batimos a mano las yemas con el resto de los 160 gramos de azúcar, hasta obtener una crema llamada Sabayón.
  • Vamos añadiendo el Mascarpone a las yemas trabajando ya, si lo deseamos, con la batidora eléctrica. Por último incorporamos la nata montada.

  • En un molde o fuente empezamos poniendo una capa de bizcochos ligeramente bañados en el café, otra capa de crema, otra de bizcochos y la capa final de crema.
  • Unas 10 horas en el frigorífico y ya estará perfecto para consumir. Espolvorear con el chocolate cuando vayamos a servir.
  • Si queremos montar la nata nosotros, debe tener 35% de materia grasa y estar muy fría.
  • El vaso de la Termomix debe estar también muy frío para lo cual podemos triturar hielo a velocidad 5 y tirarlo.
  • Ponemos la mariposa en la cuchilla, agitamos el brick y echamos la nata al vaso programando velocidad 3 1/2. Vigilar por el bocal cuando está montada para que no se transforme en mantequilla!

 

Cuando menos te lo esperas…Adecuado título para una divertida película: una de mis actrices preferidas, la ya madurita Diane Keaton, haciendo posible con su encanto el enamoramiento de un seductor y joven Keanu Reeves  y de un snob Jack Nicholson.

La realidad también nos trae momentos de inesperada y radiante felicidad en que pensamos que la vida es un regalo maravilloso. Por eso cuando llegan otros momentos también inesperados pero no tan felices tenemos que reunir fuerzas:  nos dan la oportunidad de demostrar que apreciamos lo que tenemos y de seguir creciendo como personas .

Momentos de impotencia frente a una situación inamovible; momentos de frustración porque algo no sale como esperamos; momentos difíciles en que queremos apoyar a alguien con nuestro cariño y no sabemos muy bien cómo. He aprendido de mi pareja, ese ser paciente que me soporta desde mis 17, que se puede desarmar gran parte del dramatismo exagerando y ridiculizando la situación para conseguir una sonrisa…que hay que tener paciencia, aceptar las cosas como vienen y esperar a que pase la tormenta.

Yo os propongo una ayudita para ahogar las penas  (no en alcohol, que eso solo proporciona una jaqueca) compartiendo un dulce momento con esa especial compañía que nos transmite buena energía (¡va por ti, Ana!). La energética persona la tenéis que poner vosotros, yo os doy una posible y también energética receta.

Con mi deseo de que salga el sol y volvamos a disfrutar de…tantas cosas!!!

 

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , ,

Suscribirse

Suscríbete al newsletter para recibir las novedades de la web.

No hay comentarios todavía.

Dejar una respuesta